Tarta de limón. Sin huevos. Sin horno. ¡Muy fácil!

Tarta de limón. Sin huevos. Sin horno. ¡Muy fácil!

Riquisima Tarta de Limón es la más fácil y rápida que podéis hacer. No hace falta calentar, hornear, y tampoco lleva huevos – esencial para estos días de calor. Una tarta refrescante muy rica para terminar una comida no solo en verano sino durante todo el año. Servirla con un poco de chantilly y la combinación de sabores es muy especial. A pesar de su nombre no es congelado sino refrigerado.

Se puede hacer de varias maneras. Nosotros vamos a hacer una versión más ligera con chantilly incorporado (si no quieren o no tienen crema de leche puede sustituirlo doblando la cantidad de queso crema de 8 oz. a 16 oz. – es la receta clásica – quedará más denso pero igualmente rico).
Tarta de limón. Sin huevos. Sin horno. ¡Muy fácil!
Ingredientes:
+ 360 ml o 1 1/2 tazas crema de leche o nata líquida ,
+ Opcional 2 a 3 cucharadas de azúcar,
+ 230 gr – 8 oz. queso crema, a temperatura ambiente,
+ 400 gr -14 oz leche condensada,
+ 120 ml -1/2 taza de jugo o zumo de limón fresco,
+ 1 cucharada de ralladura de limón,
+ 1 cucharadita de extracto de vainilla,
+ Opcional 1/2 cucharadita de extracto o aroma limón.

Para Base:
+ 150 gr – 1 1/2 tazas galletas Maria o cookies trituradoras,
+ 90 gr – 6 cucharadas mantequilla derretida,
+ 70 gr – 1/3 taza azúcar.

Preparación
Base
para un molde 23 cm
1. Puedes usar un procesador o con una bolsa de plástico y un rodillo para conseguir la consistencia de migas.
2. Mezclar bien las migas, la mantequilla derretida y el azúcar.
3. Presionar la mezcla al fondo y subir un poco por los lados del molde para que quede muy compacta.
4. Enfriar unas 2 horas antes de hacer la receta. NOTA: Puedes preparar la base de galletas varios días antes o congelarlo por unos 3 meses.

Relleno
5. En un bol grande batir la crema de leche o nata líquida con 2 cucharadas de azúcar hasta conseguir una nata montada o chantilly consistente (no floja). Poner en refrigerador.
6. En otro bol grande batir el queso crema hasta que esté esponjoso.
7. Añadir la leche condensada, el jugo o zumo de limón, extracto de vainilla y la ralladura de limón y opcional el aroma de limón.
8. Batir hasta que quede suave.
9. Con una espátula mezclar el chantilly preparado con esta mezcla hasta que quede todo mezclado y homogéneo. Probar por si quieres añadir azúcar. En ese caso añadir el azúcar deseado y volver a batir hasta que quede todo incorporado.
10. Verter la mezcla en la base preparada.
11. Refrigerar tapado con un film de plástico por lo menos 2 a 4 horas ( o por la noche) antes de servir.
12. Servir con Chantilly o Nata Montada.


Fuentes: En Casa Contigo


¡Comparte la publicación!
Top

¡Videos nuevos!

¡No te pierdas nuestros
estrenos en YouTube!


¡Visita y suscríbete!

Visitar Suscribirse