facebook

Bizcocho de naranja ¡sin yemas, fácil y rápido!

Con esta receta veremos cómo hacer un bizcocho perfecto para Tartas. Veremos todos los detalles y trucos necesarios para que nos salga un bizcocho alto, esponjoso y jugoso, ideal para cortar y rellenar con lo que más nos guste para hacer unas tartas espectaculares. Después de este vídeo no tendrás excusa para hacer la tarta que más te apetezca.

Ingredientes:
+ 200 g de harina de repostería,
+ 200 g de azúcar blanco,
+ 4 huevos medianos (a temperatura ambiente),
+ 1 yogurt natural = 120 ml= media taza (a temperatura ambiente),
+ 1 sobre de levadura química = 16 g = polvo de hornear,
+ ralladura de una naranja ó 1 limón ó 2 limas,
+ unas gotas de esencia de vainilla,
+ pizca de sal.

Preparación

1. Comenzamos poniendo a calentar el horno a 175º C = 340º F con calor arriba y abajo. Separamos las yemas en un bol y en el otro las claras. Los huevos deben estar a temperatura ambiente y si cae algún resto de yema en las claras debemos quitarlo inmediatamente. Esto lo haremos fácilmente con ayuda de una cáscara de huevo. Con restos de yema en las claras éstas no montarían. Añadimos una pizca de sal a las claras y las montamos a punto de nieve con ayuda de unas varillas. A los dos minutos añadimos la mitad del azúcar poco a poco y sin parar de batir. Batiremos hasta tener un merengue firme y reservamos. Primero batimos las claras y después las yemas.

2. Añadimos el resto del azúcar al bol de las yemas e inmediatamente batimos hasta obtener una crema más blanquecina. Añadimos el yogurt natural a temperatura ambiente, la ralladura del cítrico que nos guste (limón, naranja, lima…) y mezclamos de nuevo. A continuación ponemos la levadura mezclada con la harina en un tamizador. Tamizamos sobre el bol de las yemas y mezclamos lentamente con unas varillas o una espátula. A continuación añadimos un tercio de las claras a punto de nieve y mezclamos con una espátula o cuchara. Añadimos poco a poco el resto de las claras batidas mezclando lentamente con movimientos envolventes. Es importante mezclar despacio para no perder el aire que tienen las claras.

3. Vertemos la mezcla en el molde, repartimos y colocamos en el centro de la parrilla del horno. La parrilla estará en el segundo estante inferior del horno. Horneamos a unos 170-175º C = 340º F durante unos 40 minutos, con calor arriba y abajo. Durante el horneado debemos controlar la forma en que sube nuestro bizcocho pues no todos los hornos calientan por igual. Debe subir primero de los bordes y luego del centro. Si sube antes del centro que de los bordes, quiere decir que el horno tiene mucho calor. Debemos bajarle la temperatura inmediatamente para que se hornee correctamente. A los 40 minutos vamos a ver cómo está de cocinado el bizcocho. Abrimos y le damos unos golpecitos en el lado, si se mueve en el centro quiere decir que todavía necesita más tiempo. Si tenemos dudas pinchamos en el centro con un palillo y si sale mojado quiere decir que hay que darle unos 5 ó 10 minutos más. Esta maniobra debemos hacerla de modo rápido, para que no se marche mucho calor del horno. Si el pincho sale limpio retiramos y dejamos enfriar unos minutos sobre una parrilla antes de desmoldar.

4. Para desmoldar el bizcocho pasamos un cuchillo o puntilla por el borde y soltamos el aro. A continuación quitamos la tapa y el papel de la base y colocamos sobre una fuente. Si vamos a utilizarlo simplemente como un bizcocho, lo colocaremos en la posición natural. Si lo vamos a utilizar para cortar y rellenar para hacer una tarta, colocaremos la base para arriba, de este modo tendremos un acabado impoluto, ideal para cubrir con un chocolate, merengue, fondant o el acabado que queramos. Si lo vamos a utilizar para rellenar, el bizcocho debe estar completamente frío. Con esta receta obtendremos un bizcocho alto, esponjoso y jugoso, ideal para hacer la tarta que más nos guste. Sólo también está delicioso y además podemos añadir otros ingredientes: pepitas de chocolate, almendra, nueces…


Fuentes: cocinaenvideo.com, Tonio Cocina

Bizcocho de naranja ¡sin yemas, fácil y rápido!


¡Comparte esta publicación!

Top