facebook

Galletas navideñas de jengibre y cardamomo

Hacer galletas es mucho más fácil de lo que parece a simple vista, no inviertes mucho tiempo en ellas y son mucho más sanas que las que puedas comprar. Además, si eres un poco “tiquismiquis” con el dulce como yo,o te empalaga enseguida, siempre tienes la opción de jugar con las cantidades de azúcar y miel y dejarlas a tu gusto.

Ingredientes:
+ 350 gr. harina de repostería o multiusos,
+ 1/2 cucharadita bicarbonato sódico,
+ 100 gr. mantequilla (a temperatura ambiente),
+ 100 gr. azúcar moreno,
+ 1 huevo mediano,
+ miel de caña o miel normal (a tu gusto) entre 70 gr. y 100 gr. para un dulzor suave o normal y 130 gr. para muy golosos,
+ 1 cucharadita canela molida,
+ 3 cucharaditas jengibre en polvo,
+ 1 rodaja grande de Jengibre fresco rallado (de un dedo de grosor aprox.),
+ 1 pizca nuez moscada,
+ 3 vainas cardamomo (usaremos sólo las semillas del interior),
+ azúcar glass para adornar.

Preparación

1. En un bol ponemos la mantequilla en trozos y a temperatura ambiente y el azúcar moreno, lo mezclamos, añadimos el huevo, la miel y seguimos removiendo. Con un cuchillo machacamos las vainas del cardamomo y apartamos sólo las semillas para mezclarlas después. A continuación agregamos al bol, la harina, el bicarbonato, la canela, el jengibre, las semillas de cardamomo machacadas en el mortero y la nuez moscada, mezclamos hasta obtener una pasta y la amasamos dos minutos.
2. Hacemos una bola con esta masa, la envolvemos en papel film transparente y dejamos que repose en el frigorífico durante 1 hora aprox. (con 30 minutos a veces es suficiente para que esté bien compacta al cortar). Precalentamos el horno a 180ºC. Estiramos la masa entre dos papeles de horno dejándola de un grosor de 5 o 6 mm. A continuación, la cortamos utilizando un cortapastas o moldes con formas, por ejemplo del típico muñeco de jengibre.
3. La masa que nos sobra, la volvemos a unir formando una bola, la estiramos de nuevo entre los dos papeles de horno y la vamos cortando hasta que se acabe. Ponemos las galletas en una bandeja de horno cubierta con el papel vegetal (de horno). Horneamos a 180ºC durante 10-12 minutos o hasta que se doren un poco, vigilando que no se quemen. Las sacamos del horno y dejamos que se enfríen y endurezcan sobre una rejilla. Cuando estén frías las podemos decorar con azúcar glass.

Fuentes: Jugando con la cocina

Galletas navideñas de jengibre y cardamomo


Top