facebook

Bombones rellenos de toffee. Fáciles, rápidos y muy sabrosos.

Cualquier momento es bueno para tomar unos bombones, hoy vamos a preparar unos bombones rellenos de toffee con chocolate negro y chocolate blanco, que están deliciosos. Ideales para cuando queramos sorprender a alguien, o simplemente darnos un capricho.

¿Qué necesitamos para unos 50 bombones?

Relleno de Toffee:
+ 130 g de azúcar blanco,
+ 50 g de nata líquida 35% MG – crema de leche,
+ 80 g puré o mermelada de fresa,
+ 120 g chocolate blanco.

Para 25 bombones negros:
+ 250 chocolate cobertura negro 70% cacao,
+ 100 g chocolate negro para la base.

Para 25 bombones blancos o con leche:
+ 250 g chocolate de cobertura blanco o chocolate con leche,
+ 100 g chocolate blanco o chocolate con leche.
.
Preparación
1. Comenzamos preparando el RELLENO DE TOFFEE : Trituramos la mermelada de fresas hasta que quede un puré cremoso. A continuación ponemos 130 g de azúcar en un recipiente y lo ponemos a calentar. Cuando comience a fundirse lo mezclamos con una cuchara de madera para que se haga por igual, sin tostarlo demasiado. Retiramos del fuego y ponemos a calentar los 50 ml de nata líquida (crema de leche) hasta que hierva. En cuanto hierva la echamos sobre el caramelo y removemos continuamente para hasta que se mezclen. Añadimos el puré de fresa mezclando bien. Troceamos 120 g de chocolate blanco y sobre él vertemos el toffee, removiendo hasta que se funda y quede integrado con el toffee.
2. Fundimos 250 g de chocolate negro al baño maría o en el microondas a intervalos de 30 segundos: fundimos 30 segundos, sacamos y damos unas vueltas y volvemos a fundir otros 30 segundos. Repetiremos hasta que tengamos el chocolate fundido. A continuación debemos templarlo para que se formen unos pequeños cristales de manera que endurezca mejor el chocolate y tengan brillo los bombones. Para ello vertemos el chocolate sobre una fuente o un mármol, dejando una pequeña cantidad en el bol, y lo extenderemos y recogeremos hasta que baje su temperatura a unos 30º C, a la temperatura del cuerpo. Lo recogemos para el bol y lo mezclamos bien con el chocolate que nos había quedado en él, para que se unifiquen las temperaturas.
3. Para hacer los BOMBONES NEGROS : comenzamos manchando un poco algunos de los moldes con chocolate blanco, con un pincel o con el dedo. A continuación rellenamos el molde con el chocolate negro que hemos templado, lo importante es que queden bien mojadas las paredes. Vibramos o sacudimos el molde para que salgan las burbujas de aire del chocolate. Le damos la vuelta al molde y dejamos que se vacíe el chocolate sobre una fuente, limpiamos el chocolate sobrante y colocamos el molde boca abajo sobre una fuente. Dejamos que enfríe durante 5 minutos en el frigorífico.
4. Una vez frío limpiamos los bordes y rellenamos con el toffee. Para dosificarlo mejor lo echamos en una bolsa. Rellenamos dejando un hueco en la parte superior que rellenaremos de chocolate para tapar el relleno. Vibramos para quitarle el aire y dejamos enfriar 5 minutos. Si hace frío no sería necesario. Mientras tanto recogemos el chocolate que nos ha caído en la fuente y lo fundimos con el resto del chocolate troceado. Lo templamos y con él cubrimos el relleno de los bombones, haciendo una especie de tapa que protegerá el relleno. Dejamos que enfríe unos 10-15 minutos en el frigorífico, hasta que queden duros.
5. Cuando el chocolate esté duro desmoldamos los bombones: Si el molde es de silicona hacemos una ligera presión en el centro y empujando el bombón hacia afuera. Si el molde es duro, daremos unos golpes secos contra una superficie. Si queda algún borde lo recortamos. Para hacer los bombones con el chocolate blanco o el chocolate con leche, seguimos los mismos pasos teniendo en cuenta que si lo hacemos en el microondas, el chocolate blanco lo fundiremos a intervalos de 15-20 segundos y el chocolate con leche a intervalos de 20-25 segundos.


Fuentes: cocinaenvideo.com, Tonio Cocina.

Bombones rellenos de toffee


Top